Pulgada a Pulgada

Posted by JJ Alonzo On jueves, 28 de enero de 2010 1 comentarios

e




Disfrutad del vídeo, sin prisas.


Obviando que se trata de una arenga barata de una película de Hollywood que trata sobre el fúbtol americano...el mensaje que transmite es bastante inspirador. No puedo sino identificarme con Al Pacino. Superada ya la obligada fase de autocompansión sencillamente hace balance de sus actos y, como él, puedo jactarme de haber cometido todos los errores que alguien de mi edad puede cometer. En cada momento, en cada elección, siempre supe cuál era el camino correcto. Sin excepción, lo supe. Pero jamás lo tomé. ¿Por qué? Porque era demasiado dificil y yo era demasiado cobarde.


Me he dejado vencer muchas mas veces de las que he tratado de ganar. Y con todo, en muchas batallas fui herido de muerte aun cuándo lo había dado todo por alcanzar la victoria. Por cada ínfimo logro puedo contar docenas de fracasos. ¿Y cuál es la respuesta? ¿Por qué él, o ella, alcanza la meta sin esfuerzo mientras que yo me quedo por el camino? Quizás sea porque él, o ella, no es tu oponente, ni tu rival, ni tu enemigo. Lo eres tú mismo. Y para alcanzar la meta tienes que recorrer todas las pulgadas que te separan de ella. No valen los atajos, ni las trampas, ni los descansos, ni las ayudas. Al final, eres tú quien tiene que recorrer pulgada a pulgada. Todos los días, por exhausto que estés, has de recorrerla. Porque la pulgada que te falte hoy puedes necesitarla mañana, la pulgada que dejes sin recorrer puede significar quedarte fuera del club de los ganadores el día de las pruebas.


Este principio se aplica a todos los ámbitos de la vida. Porque tú vives en todos los ámbitos de Tu vida. Si en cada momento te lanzas a por esa pulgada. Si siempre vas a muerte y no te das por vencido, más tarde o más temprano, alcanzarás la Meta. No te conformes con una pírrica victoria, el camino es largo y angosto y sólo el Título Mundial de los Pesos Pesados te vale. No importa cuántas veces la jodas, o creas que la has cagado, sólo tienes que ganar UNA vez para ser el Campeón.


Elimina lo que es superfluo. Deja de autoengañarte echándole la culpa a los demás. Cada decepción, cada sin sabor, cada desengaño, cada golpe, cada caída...habrá sido culpa tuya sino te rehaces en seguida y sencillamente lo superas para seguir adelante. Tienes un cerebro y dos manos para forjar el sendero de tu vida. Averigua lo que quieres, lo que realmente deseas. Traza el camino, haz una lista de las herramientas que necesitas, traza un plan para conseguirlas, y ve a por ello con toda tu alma.


Y cuando nada de eso valga y fracases...levántate y sigue adelante.

1 comentarios:

Matsu dijo...

Pulgada a pulgada. Uno lo busca y no lo encuentra pero cuando necesitas unas palabras de aliento la persona que más cerca tienes siempre las encuentra en el momento adecuado.

Publicar un comentario